sábado, 12 de agosto de 2017

¿Recomendaríais mi cómic?


Ahora que ya llevamos 7 episodios completos (creo que aún son poquitos) tengo bastante curiosidad respecto a este tema. En un principio solo quería plasmar las aventuras que siempre me han acompañado sentimentalmente y de forma terapéutica en dibujos de una vez por todas, pero según iba subiendo páginas, aunque me gustase el mero hecho de hacerlo, pensé que también me gustaría ir más allá y tener algún tipo de “reconocimiento”.



Claro, estas cosas no se consiguen de la noche a la mañana y algún día de estos tendré que ponerme en serio practicando dibujando mientras tenga un pequeño parón del cómic para volver con esas supuestas mejoras o ir haciéndolo poco a poco y en pequeñas dosis de “vacaciones” ir practicando (mi idea desde hace tiempo, la verdad). 

Pero no sé, está mal que yo lo diga, pero pienso que Ch.P. tiene potencial para gustar especialmente a aquellos que les gustan los cómics/mangas de aventuras con humor de por medio o de estilo Bobobo (tiene muchas referencias a éste más que vistas ya, y explicadas), y sobre todo si no les importa el estilo de dibujo, sino más bien pasar un buen rato.

Sinceramente, no tengo a nadie de forma personal de mi entorno cercano que se moleste por conocer mis progresos (o lo que yo llamaría, “estar encima” :^P), y que cada vez que suba un capítulo entero indicarme en qué puntos se ha reído más que en otros o si en general le ha gustado, y que me diga que es lo que no ha entendido o lo que sí, los personajes que le han gustado, o si tiene interés en saber cómo continúa o ver pinceladas de posibles subtramas, etc. No tengo a nadie así en ámbito cercano. Sé que puedo tener seguidores (de los pocos que somos) que estén dispuestos a hacerlo, pero no son de mi “ámbito cercano personal” es decir, personas con las que hablar cara a cara o con quiénes tenga contacto directo y más confianza para hablar o debatir de ciertas cosas. 

También está mi madre que bueno, las madres siempre nos apoyan en todo lo posible. Aunque dibujemos ñordos tan horribles que ni parezcan mojones. Pero claro, mi madre solo dice “que chulo queda esto y aquello”, y aunque te apoye para que continúes porque le hace ilusión que su hijo/a se ilusione con algo que le gusta y desea hacer desde que era pequeño/a, si no entiende de “aventuras de humor” o no pilla la mitad de las referencias y chistes (por videojuegos u otros animes sobre todo), pues poca crítica te va a aportar No sé si me explico. 

Teniendo en cuenta que casi todo ya estaba planteado así en un 98% desde hace años y que igualmente habría pocos cambios ^^U, no quiero parecer orgullosa o algo parecido, pero igualmente las “críticas” (constructivas sobre todo, pero en historia/diálogos, que de dibujo ya conozco de sobras mis limitaciones, porfa plis) las tengo en cuenta pero al mismo tiempo me da miedo oírlas porque me conozco y me deprimiría con muchísima facilidad. ¿Cómo explicarlo sin parecer orgullosa o ‘pretenciosa’? ^^U

No me quería enrollar mucho, pero esto también me ayuda a desahogarme. Confieso que todas las noches o casi todas ellas me acuesto pensando en “por qué narices lo intento si quiera”. Pero esa misma noche sueño con que Ch.P. tiene éxito, conozco a alguien que me ayuda a traducirlo en inglés, y consigo el suficiente éxito como para tener hasta una legión enorme de fans que me hacen muchos fan arts y hasta lo consigo publicar en físico, y en algún que otro sueño que hasta Netflix (y mira que opino “mal” de esta nueva “moda” de cadenas privadas de series, je) le gusta mi idea y mientras yo superviso todo (que sigan a rajatabla el guión vamos), y apuestan por crear un “anime” (por el estilo de dibujo) occidental de humor y aventuras, y justamente por el mío. Por una don nadie con tropecientas fobias. Claro, luego me despierto a las mil maravillas y súper inspirada, como una indirecta de “inténtalo, que tendrás éxito”, pero va pasando el día y me vuelvo a desanimar. Y así constantemente

Y al final puede conmigo. Pero de los pocos seguidores que he cosechado ni siquiera sé cuántos en cantidad sois, si pudieseis escribir ‘algo’ en los comentarios, aunque no estéis “faneando” directamente desde Subcultura, como que soléis seguir los capítulos o algo, me animaría también, es que voy perdidísima si consigo transmitir con Ch.P. lo que quería transmitir, es una burbuja  de intriga que apenas me deja a veces pensar con claridad. Voy a seguir dibujando, porque quiero de una vez por todas plasmar esas aventuraspero lo dicho, necesito saber que esto también llega al corazón de alguien. Sé que todavía son pocos capítulos, pero aún quedan muchísimos más. Muchos.

Al fin y al cabo uno de los motivos (que hay varios) por los que quería empezar a subirlo también era para ayudar a otra gente con mis problemas (fobias, depresión, en época de abusos, etc), que vivieran aventuras y que, a pesar de que realmente yo no soy nadie, podría ayudarles en desahogarse divirtiéndose un rato mis personajes de Ch.P. a mi nunca me abandonaban, y en general nunca abandonarán a nadie. Por eso es tan importante para mi.

Y antes de seguir enrollándome que esto es un tocho ya como la Torre de Pisa, los que seguís el cómic, o los que le echéis un vistazo, os haya gustado algo que hayáis visto o en general, ¿lo recomendaríais a pesar de sus defectos? Es decir, si sabéis que podría gustarle a alguien, ¿le mencionaríais el mío? No tiene por qué quedarse si le echa un vistazo pero es bueno saberlo

También había incluso pensado en hacer algo en Facebook (aunque es una red social que odio, :^P), hacerme hasta un Instagram y hacer algo interesante con Tumblr (bueno, “interesante”), había pensado en subirlo incluso en Tapastic primero en español y cuando pueda traducirlo, pero no sé ni por dónde empezar ni qué hacer para llegar a más gente a pesar del dibujo Ya sé que así parece que me dé muchos palos a mi forma de hacer el cómic, pero no quiero tampoco echarme flores, porque aún me queda muchísimo por mejorar. 

Esto es todo. Termino todos los días con sentimientos encontrados, entre ilusión, desánimo, inspiración, enfado, frustración y eso que solo empecé por Mayo de este año. Los inicios siempre son duros, sobre todo si no te has hecho un pequeño hueco en este mundillo de internet y hay ni quiénes te conocen (y ni aún conociéndote unos cuantos a veces no les interesan tus proyectos, la gran mayoría xDD), pero no sé me siento en una extraña espiral de la que siento que me ahogo, entre algo bueno (poder plasmarlo por fin, porque disfruto) y algo malo (porque pienso que tal vez nunca llegue a la gente, y si, se me ha pasado por la cabeza estos días intentar vivir de ello, no voy a negarlo, soy sincera ante todo =()

Gracias por quedarte hasta el final. Y aunque no lo parezca lo poquito que interactúo con la gente de internet respecto al cómic ya significa bastante para mí. (Sobre todo los que lo apoyan y no lo insultan a la primera de cambio solo porque no le gusta sin ponerse a pensar el esfuerzo y el cariño que hay detrás, que ya me ha pasado U_U).

lunes, 7 de agosto de 2017

Recordando Digimon Tamers

¿Y por qué? ¿Y por qué no? Sere breve. 

He estado escuchando las canciones que han salido en varias series Digimon y aunque Adventure hizo "mucho por mi" (especialmente la primera parte) en mi infancia y tiene temas súper memorables, Digimon Tamers fue un paso más allá en un 'universo' dónde cualquier niño podía ser el elegido y podías tener a tu propio Digimon.
Si no has visto este anime (¬__¬) hay unos pocos spoilers, avisado estás

<3

A ver, la trama y los personajes me parecían más maduros o que habían dado un giro de tuerca. Takato no era el chiquillo valiente súper pro que siempre nos habían pintado con Tai, Davis e incluso en Frontier o en posteriores (ese papel se lo quedaba Rika), es decir, para mi mostraba un chiquillo real, tenía miedo, preocupaciones y no se comportaba como un héroe típico. Tenía hasta amores (Yuri) y pasó por una etapa de odio inhumano (contra Beelzebumon).

Teníamos una de las muertes más tristes de toda la saga (al menos de lo que he visto), y algo también muy humano: la misma Yuri ardía en una depresión que pocas veces se ven en "series para niños". Personajes memorables, Digimons memorables (por favor, Impmon-Beelzebumon para mi tiene de las mejores historias en un anime en general) y bastante madurez a mi parecer.

Todos los personajes están bien trabajados, los episodios, las batallas, la animación, la música acompaña.... y el final te deja inundado de lágrimas hasta pasados unos días. Así me deja siempre cada vez que lo veo o lo recuerdo...

Mira que Adventure también significó mucho para mi, pero volviendo a ver hace unos años ambas series (02 me quedé a mitad porque odio a todos los personajes y Angemon y Angewomon los mandaron a la mierda y los digihuevos/digifusiones me sacan de quicio), me di cuenta de que Tamers estaba incluso mejor construida, mejor todo, y me quedé con ganas de más Tamers en lugar de más Adventure, porque creo que esta está perfectamente cerrada y es perfecta tal cual es (02 la emborrona un poco y Tri no la he visto, pero el dibujo genérico tampoco le hace ningún bien...).

Esto claro a gustos personales. Para todo lo demás (algo más profundo sin spoilers xD) podéis echar un vistazo a este blog.